Hacíamos ruido, y eso nos bastaba.

Por la fecha que pone en la carpetilla de la cinta casete, debía ser Semana Santa. Lo recuerdo bien porque llegamos a Arcos de noche y nos fuimos al Paseo de Boliches, donde había garitos abiertos “de temporada”, es decir, solamente para esos días de fiesta. Era algo que entonces se hacía en esa calle,Sigue leyendo “Hacíamos ruido, y eso nos bastaba.”