Romería, 2016.

Un pueblo blanco andaluz se afana en crear las fiestas que le gustan. En esta ocasión, los romeros hacen su camino hasta una antigua ermita y, posteriormente, celebran convivencia en un pinar cercano.